Thursday, May 25, 2017

Declaran emergencia en Potosí por caída de nieve en sudoeste

El gobernador Juan Carlos Cejas, a través de un Decreto Departamental 157/2017, declaró a Potosí en zona de emergencia por el frente frío que azota a la región altiplánica de Bolivia.

La declaratoria fue lanzada a raíz de la recomendación que publicó del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) que reunió para evaluar los fenómenos climáticos que presentan en el departamento.

El secretario de desarrollo agropecuario, Raúl Arcibia, informó que en primera instancia se dispondrá 5 millones de Bolivianos para la compra de forraje y semillas para atender a los animales y familias damnificadas.

Afirmó que 34 municipios del Departamento se declararon en estado de emergencia y es necesario atender las necesidades que requieren las familias que fueron afectadas con los fenómenos climáticos.

“En el sudoeste, por ejemplo, hemos tenido presencia de nevadas y preocupa porque los animales se quedarán sin alimentación. Este decreto nos va a permitir iniciar el proceso de licitación para la adjudicación de forraje para el ganado camélido”, aseveró.

El funcionario no dio cifras de cuántas familias son las damnificadas, pero señaló que ya empiezan a tomar los recaudos porque se prevé un “crudo invierno”.

“Hay preocupación en las familias del sudoeste potosino por la presencia de las nevadas y no va haber pasturas para que su ganado camélido se alimente”, complementó.

De acuerdo con los pronósticos emitidos por la Dirección de Gestión de Riesgos (DGR), la caída de precipitación pluvial de tipo sólido estaba previsto hasta el 24 de mayo.

Arcibia, asimismo, dijo que hay cinco municipios que se declararon en zona de desastre porque fueron afectados duramente por los fenómenos climáticos que se presentaron este año.

Los alcaldes de Tahua, Llica, Cotagaita, Colquechaca y San Pablo de Lípez emitieron esa declaratoria porque fueron los municipios más afectados por las inclemencias del tiempo.

“En esos municipios no hay emergencia, sino son desastres que han ocurrido. A estos municipios también se va a cooperar como Gobernación en los que hayan perdido en esta gestión”, afirmó.

Sin embargo, Arcibia no precisó qué tipo de desastres fueron los que impactaron con fuerza a los cinco municipios.

De acuerdo con los datos del DGR, en varios municipios de la región del Sudoeste hubo presencia de nubosidades, vientos con intensidades de cinco a 45 kilómetros por hora con dirección oeste a noroeste, temperaturas 4 a -4 grados centígrados y la humedad relativa de 50 a 90 por ciento que derivó en la ocurrencia de nevadas.

Desde esa dirección se realizan los monitoreos respectivos con la finalidad de informar sobre los acontecimientos climáticos que están causando desastres naturales en los municipios del Departamento de Potosí.

Se prevé que el clima mejorará en los siguientes, pero aún es incierto debido a que solo son pronósticos que pueden ocurrir en el Departamento.

“Hay preocupación en las familias del sudoeste por la presencia de nevadas".

Raúl Arcibia - Secretario de desarrollo

Wednesday, May 24, 2017

El Piraí causa estragos en San Pedro


Una inesperada crecida del río Piraí sorprendió el lunes a los habitantes de San Lorenzo, comunidad del municipio de San Pedro, de la provincia Santistevan, que ya han sentido las fuerzas de las aguas, algo que hasta anoche se esperaba con temor en la localidad de Hardeman, ubicada más al norte de esta comuna del norte.

Los informes preliminares dan cuenta de que hay unas 46 familias afectadas por las aguas. El desborde del afluente dejó a la intemperie a los pobladores, ya que sus casas se llenaron de agua, además de llevarse sus animales (gallinas, patos y chanchos) y anegaron los chacos cultivados de soya, maíz y sandía, entre otros productos.

“Ayer (por lunes) en la tarde nos ha sorprendido, en menos de dos horas se ha llenado de agua la casa en el pueblito de San Lorenzo, no solo a mí. Se ha llevado los pollos, chanchos, todo se lo ha llevado”, expresó Alberto Puma, uno de los afectados, al indicar que los cultivos fueron dañados y “ahora no quedó nada para cosechar”.

Angustiado y preocupado también se mostró Peregrino Choque, un agricultor que se vio afectado por las aguas del Piraí. “Estoy preocupado por la soya que estamos perdiendo los del sindicato San Isidro, Chichas, San Lorenzo y Remates, toda la soya está bajo el agua, ya no sirve para nada y no sabemos de dónde vamos a sacar para pagar las deudas que tenemos”, dijo.

Alcaldía
El alcalde de San Pedro, José Rojas, indicó que otra localidad que está en alerta es Hardeman, donde anoche observaron que las aguas estaban cerca del pueblo. Informó que la maquinaria de la Alcaldía se encontraba trabajando en el dique de protección donde tiene previsto cerrar todos los accesos para que las aguas no ingresen.
Rojas señaló que si las aguas ingresan a Hardeman, serían 90 familias las afectadas y que en la comunidad de San Lorenzo se han evacuado 46 familias.

Ayuda
El alcalde Rojas, la noche del lunes, llegó con víveres para los damnificados de San Lorenzo. La autoridad entregó 12 quintales de arroz, siete quintales de fideo, azúcar, té y sal. Para llegar a la comunidad damnificada, la brigada municipal se trasladó por la ciudad de Montero y Santa Rosa del Sara. Por otro lado, hoy se desplegará más maquinaria a Hardeman para trabajar en el dique.

Yapacaní
Mientras tanto, en Yapacaní, las autoridades municipales esperan un informe técnico sobre los daños causados por el desborde de los ríos Ichilo y Yapacaní, que afectó a unas 40 familias, evacuadas el mismo día del turbión, el domingo. Se informó que los concejales, que sesionaron ayer, esperan la evaluación que están elaborando los técnicos de la Alcaldía y de la Subgobernación para decidir si se declara zona de desastre.


Monday, May 22, 2017

Piden ayuda para damnificados por las lluvias en Ichilo


La provincia Ichilo, una de las 15 del departamento de Santa Cruz, es una de las que ha resultado más afectada por las intensas lluvias que se han registrado en los últimos días. La primera autoridad de esta región ha pedido a la población colaborar con alimentación y vestimenta para las familias afectadas.

En esta provincia del norte cruceño, según reporta el diario EL NORTE que contactó al subgobernador Edson Ureña Gutiérrrez, hay comunidades como Puerto Gretter, en el municipio de Yapacaní, que varias familias han tenido que abandonar sus casas con la ropa en su cuerpo, pues el agua anegó cultivos y viviendas.

Pero, eso no es todo. La crecida de los ríos Ichilo y Yapacaní pusieron en zozobra a quienes viven o tienen sus cultivos cerca de sus riberas. El Searpi registró una crecida de 13,7 metros de las aguas del Ichilo, este sábado. Para este domingo ya bajaron a 11,9 metros.

La situación es distinta en los municipios Fernández Alonso y Minero, de la provincia Obispo Santisban. El cauce del río Piraí alcanzó los 5,16 metros. Sin embargo, las autoridades hacen un llamado a los pobladores para que precautelen su seguridad.

La persistente lluvia inundó viviendas en la capital cruceña


Las brigadas del Departamento de Emergencias Municipales trabajaron ayer en el barrio San Joaquín, a la altura del noveno anillo de la 2 de Agosto, donde se reportaron unas 10 viviendas inundadas, según se informó desde la central.


De la misma manera llegaron al barrio California, en el Plan Tres Mil, donde unas dos viviendas quedaron anegadas.


Los llamados llegaron desde el Plan Cuatro Mil, de la Villa Primero de Mayo y de otras zonas de la ciudad. También reportaron siete árboles caídos durante el fin de semana


La Alcaldía activó el Comité de Emergencia Municipal (COEM) ante las constantes lluvias. La presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, realizó una inspección en los distritos cinco y ocho, y anunció que estarán activos todos los funcionarios municipales y los concejales para ayudar.


Ramiro Corrales, responsable de equipos y mantenimiento, informó que se desplazaron siete retroexcavadoras a los distritos más afectados como el 8, 7, 6, 10 y 14.

Inundaciones pusieron en emergencia a decenas de barrios Persisten lluvias en Santa Cruz

Después de un fin de semana que dejó en estado de emergencia a más de treinta barrios y varias comunidades cruceñas por la persistente lluvia, ayer, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) indicó que la precipitaciones pluviales y bajas temperaturas se repetirán hoy, lunes.Para mañana se pronostica cielos nubosos.

Entre sábado y domingo se registraron varias emergencias por inundación, según publicaron diario locales. Roxney Borda, director de la Dirección de Emergencia Municipal (DEM), dio a conocer que durante el sábado se atendieron más de 30 emergencias por inundación en similar cantidad de barrios de la ciudad, como el Plan Tres Mil, Pampa de la Isla, Distrito 12, Parque Industrial, zona del Cambódromo, la Villa 1ro de Mayo, Los Lotes, entre otros.

“Estamos monitoreando todas las emergencias que se nos están reportando, para ello tenemos tres camionetas equipadas con personal capacitado, además de dos ambulancias”, dijo Borda en declaraciones al diario local El Día.

Asimismo, se reportó ayer domingo que la zona del Parque Industrial quedó anegada, por lo que los conductores se vieron con dificultad para transitar y algunos vehículos hasta dejaron de funcionar.

Esta situación provoca que haya menos transporte público porque los dueños de los micros no se arriesgan a que sus motorizados se queden varados, por lo que la gente ayer tuvo que esperar por varias horas un micro para poder llegar a su destino.

ÁREA RURAL

Igual situación se vive en el área rural cruceña, en la provincia Ichilo la inundación llegó a afectar a un aproximado de cien familias, al extremo que las autoridades pidieron auxilio a la Gobernación y asistencia a los pobladores con alimentación y vestimenta para los damnificados.

En esta provincia del norte cruceño, según reporta el diario El Norte que contactó al subgobernador Edson Ureña Gutiérrrez, hay comunidades como Puerto Gretter, en el municipio de Yapacaní, que varias familias han tenido que abandonar sus casas con la ropa en su cuerpo, pues el agua anegó cultivos y viviendas.

CRECIDA DE RÍOS

La crecida de los ríos Ichilo y Yapacaní pusieron en zozobra a quienes viven o tienen sus cultivos cerca de sus riberas. El Searpi registró una crecida de 13,7 metros de las aguas del Ichilo, este sábado. Para este domingo ya bajaron a 11,9 metros, según informe publicdo por el diario local El Deber.

El cauce del río Piraí alcanzó los 5,16 metros. Sin embargo, las autoridades hacen un llamado a los pobladores para que precautelen su seguridad.

Luis Aguilera, director del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del río Piraí (Searpi), indicó que hubo crecidas en las cuencas del río Piraí, en el Surutú, Yapacaní y río Grande.

“En la cuenca del Piraí tuvimos una crecida de 280 milímetros en el río Espejo y en Elvira dos metros, eso es una crecida grande, en la Angostura la es pequeña, en Ichilo la crecida fue igual grande, de 10 metros”, dijo Aguilera al diario local El Día.

Thursday, May 4, 2017

Helada extrema elimina producción de granos en 6 comunidades de Azurduy



El alcalde del municipio de Azurduy, en Chuquisaca, Leonardo Flores, informó este jueves que una "helada extrema" ocasionó la pérdida total de la producción de maíz, cebada y trigo en seis comunidades de esa región.

"Los últimos cuatro días de abril se dio la primera helada, no en todas las comunidades, en seis, que afectó a los sembradíos de maíz, cebada y trigo, aun verdes y en crecimiento de la formación del grano; la perdida es del cien por cien", dijo a los periodistas.

Flores informó que en total son 11 las comunidades afectadas, además de "392 familias y 310,50 hectáreas de terreno de producción".

La Gobernación de Chuquisaca, promulgó esta semana el Decreto Departamental 093 que declara emergencia en esa región, para la atención de riesgos y desastres naturales. (04/05/2017)

Thursday, April 27, 2017

Hubo rescate en La Guardia e inundación en Porongo


La persistente lluvia provocó la crecida de la quebrada Chaupá, a 300 metros de la plaza de Porongo, ocasionando que unas 20 casas y quintas aledañas se inunden. Así lo manifestó Carmen Pereira, una de las afectadas que vive en la zona, quien señaló que temían que volviera a ocurrir una desgracia como la de 2014, cuando el agua arrasó con casas, cultivos y animales.

Johnny Melgar, encargado de gestión de ese municipio, explicó que el problema se debió a que la quebrada arrastró palizada, la cual obstruyó una alcantarilla debajo de un puente, provocando el rebalse de las aguas.

Sin embargo, dijo que entre las 8:00 y 9:00 una retroexcavadora limpió la palizada para que el agua corra. Las aguas bajaron, pero algunos vecinos quedaron con sus canchones llenos de agua e indicaron que esto afectará a sus cultivos de cítricos.

Al respecto, Luis Aguilera, director del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi), dijo que luego de lo sucedido en 2014, se recomendó que el puente sea sustituido por otro de tres metros de altura que permita que el agua corra por debajo, además de encajonar la quebrada con gaviones para garantizar la seguridad de los vivientes.
También hubo crecidas en las quebradas La Miel, cerca de Tres Cruces, Villa Guadalupe y el río Los Gajos en Terebinto.

Rescatados en La Guardia
La tarde de ayer, 14 dragueros fueron sorprendidos por la crecida del río Piraí en el ingreso a Espejillos, en la comunidad San José, km 25 del municipio de La Guardia.

Las personas, todos varones, permanecieron en una isla desde las 9:00 hasta que personal del Departamento de Emergencia Municipal (DEM), de Santa Cruz de la Sierra, llegó para rescatarlos.
Roxney Borda, responsable del DEM, indicó que se utilizó una lancha con motor fuera de borda para realizar el rescate de las personas. Posteriormente, fueron revisadas por un equipo médico para garantizar que su salud era estable.

Barrios anegados de agua
Luego de más de seis horas de lluvia, la capital cruceña volvió a sufrir los problemas que se dan siempre tras una precipitación persistente: calles y avenidas anegadas de agua, irregularidad en el servicio de transporte público, vehículos varados y la alteración de las actividades diarias.
Según Cristina Chirino, del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), desde aproximadamente las 5:30 hasta las 12:30 de ayer, se calcula de forma preliminar que cayó un acumulado de 75 mm, es decir, 75 litros de agua por cada metro cuadrado.
Cuando llueve, en la avenida final del Parque Industrial, que conecta con la Virgen de Luján, el agua puede llegar a entrar por las ventanas de un vehículo de tamaño normal. Solo pueden circular, a duras penas, vehículos 4x4 y de alto tonelaje.

En el Plan Tres Mil la situación no era mejor. “Casi no hay micros, yo salgo a vender mis libros a las 7:00 y por la lluvia recién he podido llegar”, señaló Barcinio Lupa, a una cuadra de la rotonda del Plan Tres Mil. “Aquí se forma una laguna y tarda meses en secar”, agregó.

Pequeñas crecidas de ríos
El director del Searpi, Luis Aguilera, indicó que las crecidas registradas en los ríos del departamento fueron en su mayoría pequeñas y que no se reportaron emergencias.
Por ejemplo, el Piraí en La Angostura registró una crecida de dos metros; Río Grande presentó 6,5 metros cuando lo normal son 5 metros. “No hubo situaciones preocupantes; hemos analizado zonas vulnerables en El Torno y La Guardia”, dijo.
Sin embargo recordó que es necesaria la construcción de un proyecto de defensivos en toda la cuenca del Piraí, desde El Torno hasta San Pedro, para lo cual son necesarios recursos del Gobierno nacional, puesto que la Gobernación cruceña y los municipios han comprometido su contraparte.