Tuesday, March 28, 2017

Guanay Más de 300 familias afectadas por inundación

Las intensas precipitaciones pluviales suscitadas en el municipio de Guanay, ubicado en la provincia Larecaja, provocaron el desborde de los ríos Tipuani, Mapiri y Challana, que dejó inundada la zona baja y algunas comunidades, con un saldo de más de 300 familias damnificadas.

El secretario de Alerta Temprana y Prevención de Riesgos de la Gobernación de La Paz, Luis Alcorza, indicó que de acuerdo con un reporte preliminar, aproximadamente, 350 familias fueron afectadas y alrededor de 40 viviendas se desplomaron por la inundación registrada el fin de semana en la región de Guanay, provincia Larecaja.

“El municipio de Guanay es una de las regiones más propensas a atravesar inundaciones y es considera como una zona de riesgo, debido a que se encuentra próxima a los ríos Tipuani y Mapiri”, explicó Alcoreza, quien aclaró que las 40 viviendas cayeron a causa del agua que remojó las estructuras.

La mayor afectación por la inundación se encuentra en seis comunidades que están ubicadas en alrededores de los municipios de Baroumpampa, Candelaria, Challana, Santa Rosa, San José de Pelera y Huacalala, y no así en el centro del municipio de Guanay.

La única pérdida que se registró en el municipio fueron los inmuebles, debido a que esta zona no se caracteriza por la producción agrícola, ante esta situación la Gobernación enviará diversas maquinarias a Guanay para ejecutar tareas paliativas, ya que la solución estructural estaría en la construcción de defensivos.

Por su parte, la subgobernadora de la provincia Lareceja, Arminda Velasco, indicó que las familias damnificadas fueron trasladadas y ahora se encuentran más estables, pero necesitan apoyo, debido a que perdieron sus pertenencias, por ello el Concejo Municipal presentará la declaratoria de desastre natural.

“Se está trabajando en la declaratoria de desastre natural para recibir apoyo de la Gobernación y la Agencia Estatal de Vivienda. También se está elaborando un informe de la cuantificación de daños”, informó.

Ante esta situación, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, indicó que se determinó suspender las actividades escolares en las unidades educativas ubicadas en las zonas bajas del municipio de Guanay.

“La escuela tiene inundado el patio y las aulas inferiores, en este caso se están suspendiendo las actividades”, manifestó.

Indicó que, según el reporte del Director Distrital, el resto de unidades educativas que están en la parte alta no tendrían problemas y que la decisión de suspender clases en otras unidades estará en manos de esa instancia.

Se inundaron tres casas en Carandaití

La crecida y el desborde de la laguna de la localidad de Carandaití, en Macharetí, dejó un saldo de 25 familias sin sus viviendas además de pérdida de producción agrícola y ganadera.

El jefe de la unidad de Prevención y Atención de Riesgos de la Gobernación, Fausto Escalante, informó que la lluvia caída el fin de semana en Carandaití provocó el desborde de la laguna que hay en la zona y la inundación de tres viviendas.

“El personal de la Alcaldía y las familias damnificadas no pueden ingresar a las casas para rescatar los enseres que han quedado anegados”, acotó Escalante.

Los trabajos de rescate en los siguientes días se realizarán con el personal de Defensa Civil de Camiri por estar más cerca del poblado.

El 2016, la población de Macharetí sufrió una intensa sequía con perdidas significativas en su producción.

Escalante dijo que la ayuda de la Gobernación de Chuquisaca llegará en los siguientes días a la zona del desastre.

Monday, March 27, 2017

Inundaciones afectan a 1.000 familias en el norte de La Paz



Alrededor de 1.000 familias se ven afectadas por las inundaciones en los municipios de Mapiri y Guanay, en el norte del departamento de La Paz, a raíz del desborde de los ríos que bordean a ambas poblaciones. Autoridades gestionan el traslado de ayuda.

El alcalde de Mapiri, Roberto Fernández, informó a 'urgentebo' que el agua arrasó con varios sembradíos e incluso con las pertenencias de los habitantes. El personal de Defensa Civil se encuentra en ambos municipios para cuantificar los daños.

"En Mapiri tenemos aproximadamente a 250 familias afectadas, incluso la maquinaria pesada que trabajaba en la emergencia ha quedado atascada. Estamos evaluando los daños", sostuvo Fernández, según ese portal.

A su turno, el burgomaestre de Guanay, Roger Tintaya, indicó que funcionarios municipales y miembros de la Policía y el Ejército están ayudando a asistir a los afectados, que tuvieron que ubicarse en zonas más altas del lugar o en la parte de arriba de sus casas, además de mover sus electrodomésticos para que se dañaran.


Informó que además de Guanay, las comunidades de Santa Rosa y Candelaria, en el mismo municipio, también están afectadas. Hasta el momento hay 800 familias afectadas, pero no se habla de heridos.

Sunday, March 26, 2017

Emergencia en oeste de Bolivia por inundaciones, con 300 familias afectadas

El municipio boliviano de Guanay, a 256 kilómetros de ruta de La Paz, se declaró en emergencia por inundaciones que afectan a alrededor de 300 familias, publicaron hoy varios medios locales



La Alcaldía declaró la emergencia el sábado por el desborde de los ríos Mapiri, Tipuani y Challana, que causó inundaciones de hasta dos y tres metros, según declaraciones del alcalde, Roger Tintaya



Tintaya indicó a la red de radios Erbol que funcionarios municipales y miembros de la Policía y el Ejército están ayudando a asistir a los afectados, que tuvieron que ubicarse en zonas más altas del lugar o en la parte de arriba de sus casas, además de mover sus electrodomésticos para que se dañaran.


Según el primer edil, además de la localidad de Guanay, las comunidades de Santa Rosa y Candelaria, en el mismo municipio, están afectadas por la crecida de los ríos



No hay reportes oficiales sobre heridos ni fallecidos por causa de las inundaciones en Guanay



El municipio tiene clima subtropical y se encuentra cerca de la reserva natural y territorio indígena Pilón Lajas, en el departamento de La Paz.

Saturday, March 25, 2017

Desborde de ríos causa emergencia en Guanay



La crecida y desborde los Mapiri, Tipuani y Challana causaron emergencia este sábado en el municipio de Guanay, a 300 kilómetros de la ciudad de La Paz, donde la inundación dejó varias familias damnificadas en esa región, informaron medios locales.

La inundación afectó a las zonas 3, 4 y Durán Playa, que se ubican en la parte baja de Guanay, además a comunidades de Santa Rosa y Canderlaria, entre otras, reportó radio Guanay.

Aún no se registraron personas heridas o desaparecidas, solo daños materiales y tampoco se cuantificaron las familias afectadas por la inundación.

No obstante, el alcalde de Guanay, Roger Tintaya, en coordinación con la Policía y la Armada, activó tareas de rescate y evacuación de las familias afectadas, además dispuso maquinaria pesada para atender la emergencia, según el reporte de la emisora local.

Friday, March 24, 2017

Los fenómenos climáticos extremos seguirán en 2017



Tras un 2016 con temperaturas récord en el que la banquisa ártica siguió menguando y el nivel del mar siguió subiendo, Naciones Unidas advirtió ayer que los fenómenos climáticos extremos seguirán en 2017.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), una agencia especializada de la ONU, publicó su informe anual sobre el estado mundial del clima coincidiendo con la jornada meteorológica mundial que se celebra el 23 de marzo.

"El informe confirma que 2016 fue el año más caliente jamás registrado. El aumento de la temperatura en relación a la época preindustrial alcanzó 1,1 °C, es decir 0,06 °C más que el récord anterior de 2015", dijo el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado.

Según la OMM, los fenómenos llamados extremos no sólo seguirán en 2017 sino que los estudios recientes "dan a pensar que el calentamiento de los océanos podría ser más pronunciado de lo que se creía".

Los datos provisionales de los que dispone la ONU revelan que no se ha frenado el ritmo de crecimiento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera.

"Después de que el potente (fenómeno climático) El Niño de 2016 se disipara, hoy asistimos a otras alteraciones en el mundo que no logramos dilucidar, estamos al límite de nuestros conocimientos científicos sobre el clima", dijo por su parte el director del programa mundial de investigación sobre el clima, David Carlson.

El fenómeno de El Niño, que se produce cada cuatro o cinco años con intensidad variable, ha provocado un aumento de la temperatura del Pacífico, desencadenando a su vez sequías y precipitaciones superiores a la media.

En general, este fenómeno llega a su punto máximo a finales del año, cercano a las fechas de Navidad, de ahí su nombre, una referencia al niño Jesús.

Por otra parte el Ártico ha vivido al menos tres veces este invierno el equivalente polar de una ola de calor, según la OMM, que subraya que algunos días la temperatura era cercana al deshielo.

Según las conclusiones de los investigadores, los cambios en el Ártico y el deshielo de la banquisa provocan una modificación general de la circulación oceánica y atmosférica que afecta a su vez a las condiciones meteorológicas de otras regiones del mundo.

Es el caso en Canadá y gran parte de Estados Unidos, que han tenido un clima suave poco habitual mientras que en la península arábiga y en el norte de África se registraron a principios de 2017 temperaturas anormalmente bajas.

Además, las temperaturas en la superficie del mar fueron en 2016 las más altas jamas registradas y el aumento del nivel medio del mar continuó mientras la superficie de la banquisa en el Ártico fue inferior a la normal durante gran parte del año.

"La concentración de CO2 en la atmósfera no para de batir récords, lo que demuestra cada vez con más claridad la influencia de las actividades humanas en el sistema climático", explicó Taalas.

Intensa lluvia provoca estragos en Monteagudo

Una intensa lluvia registrada la madrugada de este viernes provocó estragos en el municipio de Monteagudo, ubicado en el chaco chuquisaqueño, reportó radio Suprema de la Red ERBOL.
En el barrio José Barbero, los vecinos se quejaron de que el agua y el barro afectaron varios domicilios, además de vehículos.


Uno de los habitantes relató que la arena ingresó hasta su patio y tuvo que “pelear contra el agua” desde las una de la madrugada.

Una mujer contó que a las dos de la madrugada vio que el vehículo de su familia, que trabaja como taxi, quedó casi enterrado en barro. Su hijo expresó su temor de que el motor haya quedado dañado.

Los vecinos afirmaron que estos eventos se producen por la tierra que baja de otros barrios y la falta de previsión de las autoridades municipales.

“Vamos a tomar medidas de hecho, porque no vamos a soportar y va a seguir lloviendo y se va a caer las casas”, reclamó uno de los afectados.